01 noviembre, 2011

Cupcakes de calabaza y..."tú cocinarás para mi y yo bailaré para ti"


Estaba deseando que llegara hoy para meter la calabaza en el horno y hacer estos cupcakes. Y es que en mi casa, con Mi Madre, el 1 de Noviembre, se asan boniatos y castañas, y yo he añadido la calabaza. Así que esta mañana, lo primero que he hecho, antes que desayunar ni nada, ha sido meter la calabaza (del huerto de Alcalá, por supuesto) en el horno.



Creo que desde que plantamos las calabazas estaba dándole vueltas a esta receta, y hoy por fin ha sido el día, y todo ha salido tal y cómo me esperaba...¡perfecto! Son los mejores cupcakes otoñales del mundo.



Simplemente deliciosos. Y con..."un toque de canela", por eso lo del título de esta entrada, supongo que los que habéis visto la película lo habréis entendido a la primera, pero los que no la habéis visto...vedla, es preciosa. A mi me encantó una de las primeras escenas, en las que la familia discute sobre si las albóndigas han de llevar canela o no, supongo que me gustó porque me recordó a la primera vez que Mi Novio probó mis albóndigas y dijo que sabían raro, y es que mis albóndigas (como las de Mi Madre) llevan canela...



Para mi la canela es la reina de las especias, no sé qué tiene pero me gusta en algunos platos como condimento, en los postres, bizcochos, en las infusiones, y hasta en el café. Me encanta la canela, y es que me encanta hasta cómo suena: ca-ne-la, es un sonido suave, limpio, es un susurro.



La canela que llevan estos cupcakes, en concreto, es canela de Ceylan, dicen que es la mejor, y desde luego que es de olor y sabor muy intenso, muy rico. Esta canela me la regaló mi amiga y de Mi Hermana Mayor, Esther, una fantástica profesora de pintura y manualidades en general, que nos ha descubierto un mundo de posibilidades de creación con nuestras manos. Estupenda profesora, persona y amiga. Un placer haberla conocido en las clases de yoga y cocina macrobiótica, de esas "perlas" que te encuentras pocas veces en la vida.



Estos cupcakes llevan calabaza asada en el muffin, y el icing es un cheese cream que también lleva calabaza, además están rellenos con mermelada de calabaza que hice el año pasado y de la que me quedaba un poquito (este año volveremos a hacer), todo ello con "un toque de canela".


¡Espero que os gusten!


P.D. "Yo cocinaré para ti...y también bailaré para ti"

No hay comentarios :

Publicar un comentario